lunes, 29 de enero de 2018

Iubilus de nomine Iesu

Iubilus de nomine Iesu

San Bernardo de Claraval, monje del siglo XI que escribió una de las poesías más hermosas de toda la historia del cristianismo 


 Dulce es el recuerdo de Jesús,
   que trae la alegría verdadera al corazón; 
   pero su presencia es más dulce que la miel 
   y que todas las cosas. 

   No puede cantarse nada más suave 
   ni escucharse nada más agradable, 
   no puede pensarse nada más delicioso 
   que Jesús, el Hijo de Dios. 

   ¡Oh, Jesús!, esperanza para los penitentes, 
   eres piadoso con los que te suplican 
   y bueno con los que te buscan, 
   ¿Qué serás para los que te encuentran? 

   Ni la lengua puede decirlo 
   ni la pluma expresarlo; 
   solo quien lo ha experimentado 
   sabe lo que es amar a Jesús.

   Jesús, tú que eres nuestra futura recompensa, 
   sé también nuestra alegría. 
   Que nuestra gloria sea estar contigo 
   por toda la eternidad. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario