miércoles, 31 de enero de 2018

SANTO TOMAS DE HEREFORD





Este año se cumplen 900 años de la fundación de la Orden y se cumplen 800 años del nacimiento de Santo Tomás de Hereford, que fue arzobispo y Lord Canciller de Inglaterra. A su muerte en Orvietto en 1282 se le atribuían ya numerosos milagros.







Es canonizado por la Iglesia Católica y reconocido Santo también por la Iglesia Anglicana. El Gran Prior de la Orden en Inglaterra nos ha transmitido una información que literalmente dice: Ya “en 1289, el obispo de Swinfield, escribe al Papa pidiendo su canonización. Había muchas dificultades para ello, a pesar de numerosas cartas del Rey Eduardo I y su hijo Eduardo II. 





No fue hasta mayo de 1320 que el papa Juan XXII dictó la bula de canonización. Es posible que una excomunión y su conexión con los Caballeros Templarios, de los que fue Gran Maestre provincial en Inglaterra, fuera la causa principal de estos retrasos. Los templarios fueron arrestados en Inglaterra en 1307.”

Al menos, un templario oficial en la lista de santos de la Iglesia.

V.C.

Reunión del Capítulo de la Encomienda de Madrid de la Orden del Temple



Presididos por su Comendador y con gran asistencia de Damas y Caballeros de la Orden ha tenido lugar, en estancias de la Real Colegiata de San Isidro y Nuestra Señora del Buen Consejo, la reunión capitular de invierno.

Oída la misa conventual, se procedió a desarrollar los puntos previstos en el orden del día, en el que destacaba la revisión de la delegación de la Encomienda que acompañará a nuestra Gran Priora y al resto de miembros del Priorato que acudirán a París en marzo para celebrar los 900 años de la aprobación de la Orden por el Concilio de Troyes.

A estos actos acudirán miembros de los Prioratos del mundo entero.

Otro de los puntos que ocupó buena parte de la jornada es el compromiso de los miembros de la Encomienda para ayudar a poner en su debido valor, tanto religioso como artístico, a la Real Colegiata de San Isidro y su significado en la vida religiosa e historia de la capital de España. A tal fin la Orden impulsará visitas del templo guiadas por sus Damas y Caballeros los segundos sábados de mes, después de la misa de 9:00 de la mañana. Las visitas pondrán de relieve que se está mostrando un monumento vivo, con una gran actividad religiosa y asistencial, que corre muy pareja con los últimos cinco
siglos de la historia de España.


La Virgen de la Soledad, Comendadora de Honor de la Orden del Temple.


En la iglesia del convento de las clarisas de Villarrubia de los Ojos,  y en presencia de las autoridades civiles y religiosas de la localidad, tuvo lugar el acto de entrega de los documentos que acreditan la Encomienda de Honor concedida a la Real Hermandad de la Soledad.
En una solemne eucaristía, en la que el magnífico coro y rondalla locales interpretaron la misa manchega, con la iglesia a rebosar de fieles y cofrades de la Hermandad y en presencia de un nutrido grupo de Freires y Damas del Temple, se procedió primero a la aceptación del madrinazgo de la Hermandad por parte de la Orden y posteriormente a la concesión de la Encomienda de Honor, cuya venera lucirá la imagen de la soledad en la procesión del Viernes Santo 2018 según anunció su Presidente D. Jesús Manuel Planas.
Fueron actos de un gran sentimiento religioso y cívico, que comenzaron a vivirse con la procesión de San Cristóbal que recorrió el sábado las calles de la localidad, y en la que ya los templarios acompañaron al Santo mezclados con la gente de Villarrubia.
La Gran Priora de España agradeció a la Hermandad y al pueblo de Villarrubia, en la persona de su Alcaldesa, el honor del madrinazgo y la cordial acogida que prestaron a los miembros de la Orden presentes en el acto.



¿Cómo surgió en Villarrubia de los Ojos, la Comunidad de Religiosas Clarisas de Ntra. Sra. de la Soledad ? Trataré de describirlo a grandes rasgos.

Allá por el año 1564, fue fundado en Alcázar de San Juan un Monasterio franciscano del que tomaron posesión Religiosas de Sta. Clara, las que en observancia de su Regla siguieron su vida.

Por tanto, la Abadesa de Alcázar de San Juan y las otras dos Hermanas, al tener que abandonar el Convento fueron acogidas en el de las Carmelitas Descalzas de Malagón en el que gracias a la fraternal comprensión y excelente acogida pudieron seguir con normalidad y con una total independencia sus propias reglas y Constituciones de Hijas de Sta. Clara.



Por los años 1882 al 1884, Madre Sacramento, o sea, la Abadesa del extinguido Convento, tiene noticia de que en Villarrubia un piadoso señor vecino de la misma Villa, llamado D: Bernardo Jerez Moraleda, comenzó las obras de construcción (sobre las ruinas de una pequeña ermita) de una iglesia destinada a Ntra. Sra. de la Soledad, título que tenía la derruida ermita. Mas pensando él, que construida, bendecida y abierta al culto público podría unírsele una casa y huerto de su propiedad destinado a un Convento de Religiosas, se puso al habla con M. Sacramento en Malagón y pronto llegaron a un total y común acuerdo, cediendo D. Bernardo sus propiedades anexas a la nueva iglesia, que unido a los recursos económicos pertenecientes a la extinguida Comunidad, podrían resolver la supervivencia de la nueva fundación en proyecto.
Pero llega el año 1836 con la ley de desamortización de Mendizabal, con la cual se cerraron tres Conventos de dicha Ciudad: el de San Francisco, la Trinidad y San José, respetando por cierto privilegio éste de Sta. Clara; permaneciendo así sin molestarlas hasta el año 1868, al ser suprimido también por orden ministerial al triunfar el liberalismo y ser destronada la Reina Isabel II. El Ayuntamiento lo cedió al Ministerio de la Guerra para Cuartel, viéndose obligadas a abandonarlo las tres únicas monjas que quedaban.



lunes, 29 de enero de 2018

Grandes Maestres de la Orden

Grandes Maestres de la Orden

OrdenFechasNombreBlasónLugar de procedencia
1.1118/1119 – 24 de mayo de 1136/1137Hugo de Payens
Armoiries Hugues de Payens.svg
Champaña
2.1136/1137 – 13 de enero de 1147Robert de Craon
Armoiries Robert de Craon.svg
Maine
3.1149–1152Everardo des Barrès
Armoiries Evrard des Barres.svg
Champaña
4.1152 – 16 de agosto de 1153Bernardo de Trémelay
Armoiries Bernard de Tramelay.svg
Franco Condado
5.1153 – 17 de enero de 1156Andrés de Montbard
Armoiries André de Montbard.svg
Borgoña
6.1156 – 2 de enero de 1169Beltrán de Blanquefort
Armoiries Bertrand de Blanquefort.svg
Berry o Burdeos
7.1169–1171Felipe de Naplusia
Armoiries Philippe de Milly.svg
Palestina
8.1171 – 8 de octubre de 1179Eudes de Saint-Amand
Armoiries Eudes de Saint-Amand.svg
Provenza
9.1180 – 30 de septiembre de 1184Arnaldo de Torroja
Armoiries Arnaud de Toroge.svg
Aragón
10.1185 – 4 de octubre de 1190Gerardo de Ridefort
Armoiries Gérard de Ridefort.svg
Flandes
11.1191 – 28 de septiembre de 1193Roberto de Sable
Armoiries Robert de Sablé.svg
Maine
12.1194 – 21 de diciembre de 1200Gilberto Érail
Armoiries Gilbert Hérail.svg
Aragón o Provenza
13.1201 – 12 de febrero de 1209Felipe de Plessis
Armoiries Philippe du Plaissis.svg
Anjou
14.1210 - 25 de agosto de 1219Guillermo de Chartres
Armoiries Guillaume de Chartres.svg
Chartres
15.1219 – 28 de enero de 1232Pedro de Montaigú
Armoiries Pierre de Montaigu.svg
Aragón o sur de Francia
16.1237 – 17 de octubre de 1244Armando de Périgord
Armoiries Armand de Périgord.svg
Périgord
17.1244/1245 – 9 de mayo de 1947Ricardo de Bures
Armoiries Hugues de Payens.svg
Normandía o Palestina
18.1247 – 11 de febrero de 1250Guillermo de Sonnac
Armoiries Guillaume de Saunhac.svg
Rouergue
19.1250 – 20 de enero de 1256Rinaldo de Vichiers
Armoiries Renaud de Vichiers.svg
Champaña
20.1256 – 25 de mayo de 1273Tomás Berard
Armoiries Thomas Bérard.svg
Italia o Inglaterra
21.1273 – 18 de mayo de 1291Guillermo de Beaujeu
Armoiries Guillaume de Beaujeu.svg
Beaujolais
22.1291 – 16 de abril de 1293Teobaldo Gaudin
Armoiries Thibaud Gaudin.svg
Chartres o Blois
23.1294 – 18 de marzo de 1314Jacques de Molay
Armoiries Jacques de Molay.svg
Franco Condado

LA SERIE: TEMPLARIOS

TEMPLARIOS nos transporta a los orígenes de La Orden del Temple, centrándonos en la Península Ibérica; en la Primera y Segunda Cruzada, y en los sucesos que, a finales del siglo XI y principios del XII, propiciaron una nueva mentalidad y la proliferación de un nuevo modelo: los monjes guerreros.

La serie se centra especialmente en la influencia de la Orden en la creación de Portugal así como en las primeras Cruzadas y el impacto que provocaron en una Península Ibérica inmersa en plena Reconquista.

Veremos como una persona normal de esa época, desde niño, puede llegar a convertirse, al mismo tiempo, en el más ilustrado de los hombres, un fanático religioso y en una máquina perfecta para matar.

Recrearemos los grandes momentos vividos por nuestros protagonistas; Hugo de Payns, Urbano II, Alejo I, Sant-Omer, Alfonso el Batallador, Rodrigo Díaz de Vivar, Pedro el Ermitaño, Ramón de Berenguer, Alfonso I de Portugal, Gualdim Pays o el rey Balduino II de Jerusalén.

Descubriremos las grandes batallas y persecuciones que hicieron famosa a la Orden, el origen de muchos de sus mitos, la búsqueda del conocimiento, la luz y los más oscuros secretos del Temple…

Y con la ayuda de importantes especialistas en la Orden, descubriremos cómo era la mentalidad de aquella época, qué movía a los caballeros templarios y qué les motivaba.


1.- POR VUESTRA CULPA

A finales del siglo XI, la fría Europa se convulsiona. El fanatismo religioso y las profecías que hablan del fin de los tiempos provocan un estallido de violencia sin precedentes. Miles de creyentes buscan la salvación alistándose a la Cruzada contra el enemigo musulmán. Recuperar los Santos Lugares de Jerusalén se convierte en una obsesión.

Mientras tanto, en la Península Ibérica, también considerada como territorio de Cruzada, Artal, con tan sólo 11 años, ingresará en un monasterio. Allí aprenderá a leer, a escribir, a pensar como un verdadero hombre de Dios y a manejar la espada. Disciplinas que harán de él un candidato idóneo para alistarse en la Orden de los Templarios.




2.-  NUEVE 

1118 d.C., los Cruzados han conquistado Jerusalén y el nuevo reino cristiano en Tierra Santa se prepara para el contraataque del Islam. Los efectivos que defienden la ciudad son realmente escasos y los peregrinos que acuden a visitar los Santos Lugares son asaltados sin compasión. Nueve caballeros, liderados por Hugo de Payns, se ofrecen para crear una milicia capaz de defender a los peregrinos y la propia ciudad de Jerusalén. Los primeros nueve caballeros de la Orden del Temple.




 3.-  PARA QUE NO LO OLVIDES 

1134 d.C., la Península Ibérica se encuentra en plena Reconquista. Tras haber derrotado 26 veces a los almorávides, Alfonso I, el rey de Aragón, es ya conocido como “el Batallador”. Hoy se enfrenta a su última batalla. En su lecho de muerte, cederá todas las posesiones de su reino a la Orden de los Templarios. Ya no son solamente nueve caballeros, sus posesiones se extienden por medio Europa, las leyendas sobre Hugo de Payns y sus monjes-guerreros resuenan cada vez con más fuerza. Cada vez son más los jóvenes caballeros que juran los votos para entrar a formar parte del Temple. Uno de ellos es Artal, que hoy se prepara para su ceremonia de iniciación.



4.- OURIQUE

139 d.C. El joven Alfonso Henriques dirige una escaramuza adentrándose en territorio musulmán.Sorprendidos por un fuerte contingente árabe, tratan de salvar sus vidas entre bosques plagados de enemigos. Cuando todo parece perdido, los estandartes de la Orden del Temple aparecen sobre el horizonte y provocan la huida de los guerreros almorávides. En el mismo campo de batalla, Alfonso Henriques es aclamado “rey”. Acaba de nacer un nuevo reino: Portugal.



5.-  CAMPUS ESTELLAE 

Gualdim Pais, con tan sólo 20 años, participó en la famosa batalla de Ourique. Criado como escudero de D. Alfonso Henriques, su destreza con las armas hizo que el rey, emocionado, le nombrara caballero en mitad del mismo campo de batalla. Sin embargo, Gualdim, en lugar de abrazar una vida llena de comodidades junto a su rey, prefiere partir a Tierra Santa para tratar de ingresar en la ya famosa Orden del Temple.



6.- SANTO GRIAL 

Sólo uno de los nueve caballeros originales permanece con vida. Gualdim Pais llegará a conocerle durante el asedio a la ciudad de Gaza. Nadie parece poder explicar por qué, el Gran Maestre de la Orden del Temple, ordena a Gualdim regresar a Portugal y afianzar, sea como sea, las posiciones del Temple en este nuevo reino.



Las ocho puertas de Jerusalén

Las ocho puertas de Jerusalén


Ocho son las puertas que abren paso a la vieja ciudad amurallada de Jerusalén. O deberían, porque una de ellas, la Puerta Dorada, permanece sellada mientras espera la llegada del Mesías.
La muralla y las puertas de Jerusalen cuentan la historia de esta ciudad al tiempo que contribuyen a construir su presente formando parte del día a día de sus habitantes. Bajo estas premisas, conocer sus peculiaridades y significado es fundamental antes de atravesarlas.



Puerta de Jaffa

También llamada Puerta de la Torre de David por su cercanía a esta ciudadela, la Puerta de Jaffa es una de las más transitadas al servir de acceso directo a los barrios cristiano y judío. Situada en la parte occidental de la ciudad, de ella partía la carretera que comunicaba Jerusalén con el puerto de Jaffa, en el Mediterráneo, por lo que era la puerta de entrada de los peregrinos judíos y cristianos que llegaban de Europa.



Puerta de los Leones

Recibe este nombre de los dos bajo relieves de leones que la flanquean, aunque también es conocida como Puerta de San Esteban porque, según se dice, el santo fue martirizado no muy lejos de ella. Mientras la Puerta Dorada permanece cerrada, se trata del único acceso a la ciudad por su parte este.



Puerta de Damasco

La Puerta de Damasco se encuentra en la pared norte de la muralla, apuntando hacia la capital de Siria. Es sin duda la más imponente de las ocho puertas de Jerusalén. Además de su belleza, de ella impresiona el bullicio que la envuelve, al servir de acceso directo al animado zoco del barrio musulmán.


Puerta de Sión

Situada en la muralla sur, es la última de las cuatro puertas principales de la ciudad vieja de Jerusalén. Llamada así por el Monte Sión que se encuentra justo enfrente, es conocida por los árabes como Puerta de David al creerse que la tumba del profeta está cerca. Por ella se accede a los barrios armenio y judío.


Puerta de Dung

Del Estiercol, de la Basura, o de los Desperdicios. Su desafortunado nombre se debe a que en sus orígenes era la puerta que servía para sacar la basura de la ciudad. Aunque no destaque por su tamaño ni por su belleza, se ve muy transitada al ser la forma más rápida de llegar al Muro de las Lamentaciones y a la Explanada de las Mezquitas.


Puerta de Herodes

El verdadero nombre de esta puerta en árabe y hebreo es Puerta de las Flores debido a los motivos con forma de rosetas que la adornan. Se encuentra en la misma muralla que la Puerta de Damasco y da aceso al barrio musulmán.


Puerta Nueva

Mientras todas las puertas anteriormente nombradas datan del siglo XVI, la Puerta Nueva tiene la particularidad de haber sido construida en 1887 para facilitar el acceso a los peregrinos que acudían al barrio cristiano. Con el inicio de la guerra árabe-israelí de 1948 la puerta fue sellada y no se abrió de nuevo hasta 1967, cuando Israel ocupó Jerusalén Este.


Puerta Dorada

También conocida como Puerta de la Misericordia o de la Vida Eterna, se trata sin duda de la más interesante de las ocho puertas de Jerusalén. Es la única que permanece cerrada desde que en 1541 Solimán el Magnífico la mandase sellar para impedir el acceso al Mesías, que según la tradición debe entrar por ella el Día del Juicio Final. Para dificultar todavía más las cosas, en su exterior se encuentra un cementerio musulmán.

TE DEUM LANDAMUS

TE DEUM LANDAMUS



+++Nobles Caballeros Templarios, dad gracias a Dios, he aqui a nuestro Maestre, y ahora nos disponemos entonar TE DEUM LANDAMUS+++


Te Deum laudamus:
te Dominum confitemur.
Te aeternum Patrem,
omnis terra veneratur.
Tibi omnes angeli,
tibi caeli et universae potestates:
tibi cherubim et seraphim,
incessabili voce proclamant:
Sanctus, Sanctus, Sanctus
Dominus Deus Sabaoth.
Pleni sunt caeli et terra
maiestatis gloriae tuae.
Te gloriosus Apostolorum chorus,
te prophetarum laudabilis numerus,
te martyrum candidatus laudat exercitus.
Te per orbem terrarum
sancta confitetur Ecclesia,
Patrem immensae maiestatis;
venerandum tuum verum et unicum Filium;
Sanctum quoque Paraclitum Spiritum.
Tu rex gloriae, Christe.
Tu Patris sempiternus es Filius.
Tu, ad liberandum suscepturus hominem,
non horruisti Virginis uterum.
Tu, devicto mortis aculeo,
aperuisti credentibus regna caelorum.
Tu ad dexteram Dei sedes,
in gloria Patris.
Iudex crederis esse venturus.
Te ergo quaesumus, tuis famulis subveni,
quos pretioso sanguine redemisti.
Aeterna fac
cum sanctis tuis in gloria numerari.
Salvum fac populum tuum, Domine,
et benedic hereditati tuae.
Et rege eos,
et extolle illos usque in aeternum.
Per singulos dies benedicimus te;
et laudamus nomen tuum in saeculum,
et in saeculum saeculi.
Dignare, Domine, die isto
sine peccato nos custodire.
Miserere nostri, Domine,
miserere nostri.
Fiat misericordia tua, Domine, super nos,
quem ad modum speravimus in te.
In te, Domine, speravi:
non confundar in aeternum.


A ti, oh Dios, te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos. A ti, eterno Padre, te venera toda la creación.  
Los ángeles todos, los cielos y todas las potestades te honran. Los querubines y serafines te cantan sin cesar:  
Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los ejércitos. Los cielos y la tierra están llenos de la majestad de tu gloria.  
A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles, la multitud admirable de los profetas, el blanco ejército de los mártires.  
A ti la Iglesia santa, extendida por toda la tierra,te aclama: Padre de inmensa majestad, Hijo único y verdadero, digno de adoración, Espíritu Santo, defensor.  
Tú eres el Rey de la gloria, Cristo. Tú eres el Hijo único del Padre. Tú, para liberar al hombre, aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.  
Tú, rotas las cadenas de la muerte, abriste a los creyentes el Reino de los Cielos. Tú sentado a la derecha de Dios en la gloria del Padre.  
Creemos que un día has de venir como juez.  
Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos, a quienes redimiste con tu preciosa sangre. Haz que en la gloria eterna nos asociemos a tus santos.  
Salva a tu pueblo, Señor, y bendice tu heredad. Sé su pastor y ensálzalo eternamente.  
Día tras día te bendecimos y alabamos tu nombre para siempre, por eternidad de eternidades.  
Dígnate, Señor, en este día guardarnos del pecado. Ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros.  
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. En ti, Señor, confié, no me veré defraudado para siempre.